Cómo pasar del sedentarismo a una vida más activa

Cómo pasar del sedentarismo a una vida más activa

La obesidad y el sobrepeso son un problema de salud mundial. Así como las terroríficas epidemias como el ébola y el coronavirus los esfuerzos que se llevan a cabo para ponerle freno no tienen el resultado deseado. Según la organización Mundial de la salud, la obesidad y el sobrepeso han alcanzado proporciones epidémicas en la región de América latina afectando a 7 de cada 10 adultos.

La obesidad no sólo debe apreciarse como un problema estético, sino como una verdadera causante de problemas de salud como infartos, diabetes, problemas en huesos, articulaciones, algunos tipos de cáncer, problemas respiratorios y baja autoestima.

Sus principales desencadenantes son el consumo elevado de productos de alto contenido calórico, la ingesta habitual de bebidas azucaradas y la actividad física insuficiente.

El ejercicio físico es un pilar fundamental para tener un peso saludable y para estar activo, solo necesitas encontrar la actividad correcta, establecer objetivos razonables para ti e identificar las fuentes correctas de motivación para continuar. Es por esto que hoy queremos darte 10 tips que te ayudarán a pasar del sedentarismo a una vida más activa.

 1.  Toma conciencia

 Lo primero y principal es aceptar que eres una persona sedentaria. Una vez que ese paso está cumplido es más fácil trabajar para mejorarlo. Analiza como es un día cotidiano tuyo, cuanto tiempo caminas al día, si tu trabajo es frente a un computador, si te paras cada hora, si tomas el ascensor en vez de las escaleras e incluso para un par de pisos…

 2. Comienza a dar los primeros pasos

Volverte más activo en tu vida no significa que tengas que inscribirte en un gimnasio, correr un maratón o saltar directamente al entrenamiento con pesas. Comienza a moverte a tu propio ritmo y aprende disfrutar de la actividad física caminando 15 o 20 min por el parque, hacia la escuela, de regreso a casa y mientras lo haces puedes escuchar música, audiolibros, podcast o conversar con tus seres queridos.

3. Levántate en el trabajo

Estar todo el día sentado frente a un escritorio puede ser perjudicial para ti. Si trabajas en un lugar en el que generalmente te sientas durante muchas horas en el día, considera trabajar en un escritorio de pie o simplemente pararte cada hora para estirar, ir al baño o hacer una pausa activa.

4. Elige siempre escaleras

Abandona el ascensor y conviértete en amigo de las escaleras siempre que se presente la oportunidad.

5. Encuentra un compañero

Tener a alguien con quien ejercitarte puede marcar una gran diferencia en tu compromiso y tu actitud. Si no tiene ganas de salir y moverte, será más difícil cancelar si te has comprometido con alguien previamente.

6. Todo cuenta

Intenta hacer algo activo todos los días durante veinte minutos: hacer ejercicios mientras miras la tele, hacer sentadillas mientras te bañas, ir a trabajar en bicicleta o caminando, tomar un paseo por el parque en familia, pasear el perro, hacer un descanso activo el fin de semana haciendo senderismo.

7. Hazlo divertido

¿Quién dijo que el ejercicio tenía que ser aburrido? quema calorías bailando con tus canciones favoritas desde tu casa, en un bar o inscribiéndote a clases de baile. Además, el baile es un ejercicio muy completo, sube el volumen y déjate llevar por el ritmo de la música.

8. Únete a actividades grupales

Reunirte en un lugar con extraños puede ser una buena manera de motivarte ya que una actividad física rodeada de compañeros hace que el esfuerzo físico sea más llevadero, te reta a superarte, a conectar con el grupo y además conoces nuevas personas.

9. Organízate bien y colócalo en tu agenda

Todos tenemos las mismas 24 horas al día, la forma en que las utilizamos es lo que marca la diferencia, así que encuentra una hora de tu día todos los días para estar más activo y cumple con ello, volverlo parte de tu rutina diaria es la forma más fácil de integrarlo a tu vida.

10. Elige un Detonador y sólo hazlo

Encuentra algo que haga parte de tu rutina como levantarte, llegar del trabajo, salir de casa, la hora del snack, sentarte a ver tele y en ese momento incorpora la acción de ¡MOVERTE! no lo pienses; solo cuenta 5-4-3-2-1 ponte tus tenis y sólo hazlo.

Ya viste que si lo quieres lo puedes, tener una vida más activa está completamente al alcance de tus pies. Así que párate y comienza ¡Ya!


Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados